Inicio  

Blog

  • Un Mágico San Valentín

    Autor: 
    0 comentarios

    Por todos es conocida en la actualidad la fecha 14 de Febrero como el Día de San Valentín, el día de los enamorados, hasta el punto que esta fiesta pagana se ha convertido en una celebración reconocida por la Iglesia Catótica como el Patrón de los Enamorados y es que a la Iglesia no le faltan motivos para subirse al carro cuando algo funciona entre la gente, haciendo suyo algo que viene desde tiempos del Imperio Romano.

    Los Romanos fueron los pioneros con su fiesta pagana conocida como Lupercalia, "Fiesta de la Fertilidad", donde las mujeres esperaban deseosas de ser golpeadas con látigos fabricados en piel de cabra y perro, impregnados en la propia sangre de estos animales, en busca de la fertilidad. Vaya, parece que eran los comienzos del BDSM, ¡que oportuno y apropiado que las Cincuenta Sombras de Grey (Fifty Shades of Grey) haga su estreno mundial en esta fecha! 

     

  • EL DÍA DE LA MADRE... RECUÉRDALE CUÁNTO LA DESEAS

    Autor: 
    0 comentarios

    Todas las Mujeres queremos seguir sintiendo que transmitimos eso: que somos "Mujeres". Porque por encima de todas las demás cosas en las que nos convertimos a lo largo de nuestra vida, nos encanta ver que somos deseadas, estar tomando el café en el bar, levantar la vista y "sin querer" chocarnos con la atención de un/a desconocido/a, que pasen los años que pasen, seguimos derrochando un aire de sensualidad. Que a menudo nuestros maridos, amantes, parejas, etc. nos susurren al oído, y que nos recuerden de mil y una formas distintas que no hemos perdido "ése exclusivo Atractivo" que un día les cautivó.

     

    Y esque "Lo Cortés no quita lo Valiente..." hablo por mí y por algunas madres que conozco (que no son pocas), sabemos que no existe nada más gratificante que hacer felices a nuestros hijos. A pesar de que a veces nos desquicien, nos agotemos, y de que andemos destruidas cada uno de los días desde el momento en los traemos al mundo. Verles sonreir, comprobar que crecen sanos y que cuentan con nosotras PARA TODO es lo más importante, más que incluso nuestras propias vidas. Si eres una buena madre o un buen padre y estás leyendo esto, sabes que estoy en lo cierto.